01 (800) 088-6633

Aspectos que el candidato no toma en cuenta en una entrevista

Febrero 2018
Carlos Antonio Morales Chagollán, Consultor en Desarrollo Organizacional

 

 

Buscar trabajo es complicado y cansado. Como buscadores activos de empleo nos tenemos que enfrentar a largos procesos de selección que involucran varias entrevistas con los diferentes responsables de la vacante. En nuestra búsqueda de empleo, nos ponemos a investigar ya sea en internet, con conocidos o como se nos ocurra, alternativas o trucos que puedan favorecer nuestro desempeño al momentos de ser entrevistados. Es decir, cosas que debemos tomar en cuenta, pero ¿Qué es lo que no tomamos en cuenta? Esto es más sutil de lo que imaginamos.

 

El primer aspecto es la inseguridad. Muchas personas van a decir que debes sentirte seguro en la entrevista ya que al parecer los evaluadores te consideran una persona temerosa que no va poder enfrentarse a los retos que le demanda un puesto. La verdad es que los entrevistadores saben que este “nerviosismo” es natural en un proceso de evaluación, por lo que siendo un candidato, forzarte a no sentir algo que es meramente humano, puede incluso incrementar su intranquilidad y peor aún, hacerla más notoria frente a tu entrevistador. Es más, mucho de este nerviosismo se genera por que te esfuerzas por ocultarlo ¿Qué hacer? Acéptala y asume que entrarás a tu entrevista con ella. Trata de enfocarte y mantener una escucha activa a lo que te preguntan, así tu atención se dirigirá a lo que realmente es importante, tu trayectoria y habilidades.

 

Otro momento al que nos enfrentamos es cuando nos preguntan “nuestras áreas de oportunidad” o defectos. Entonces nos esforzamos por vernos perfectos en la entrevista y decimos argumentos como “soy muy obsesivo” o “soy demasiado perfeccionista” y así en ocasiones podemos librar bien esa pregunta, pero la verdad es que la mayoría de las ocasiones no es así. Hay que considerar que la misión del entrevistador no es contratar a un ser humano perfecto, si no, de buscar una relación de ganar-ganar con el entrevistado y el puesto al que se postula, es decir, se considera que cubras con el perfil requerido y al mismo tiempo que el puesto cumpla con tus expectativas y te sientas satisfecho con la labor que desempeñes. Así que no pasa nada al reconocer esa parte “incómoda” de nosotros mismos.

 

Por último, al momento de la entrevista puedes hacer preguntas si lo deseas. Recuerda ser honesto entre tus intereses y lo que te ofrece el puesto vacante. Si consideras que la distancia a tu casa, el sueldo, el horario o alguna otra característica no cumple con tus intereses o exige un esfuerzo que a la larga te va a agotar y terminarás dejando el empleo, es necesario que valores estos factores desde ese momento. De esta forma respetas tu tiempo y el de la empresa que te está evaluando si concluyes que el puesto no es adecuado para ti.

 

Cómo especialista en Atracción de talento les brindamos este breve información, esperando sea de utilidad y la puedan implementar para poder tener un mejor resultado en las entrevistas que tengan por venir.

 

 

 


 

 
Comparte con un amigo

Regresar

2016 © REDRING

derechos reservados

01-800-088-6633